CAMPAÑA SUSTITUCIÓN DE CONTADORES UNIÓN FENOSA DISTRIBUCIÓN.

CRITERIOS A ADOPTAR SEGÚN LA XEFATURA TERRITORIAL DE INDUSTRIA A CORUÑA.

Fuente: ASOCIACIÓN PROVINCIAL DE INDUSTRIALES ELECTRICISTAS Y DE TELECOMUNICACIONES DE A CORUÑA

Unión Fenosa Distribución está llevando a cabo una campaña de cambio de contadores en nuestra Comunidad en cumplimiento de la Orden ITC/3860/2007, modificada por la Orden IET/290/2012, que marca como fecha máxima el 31 de diciembre de 2018 para la sustitución completa de todo el parque de contadores.

Para garantizar que la sustitución de los equipos se puede realizar con seguridad, la compañía está revisando previamente las instalaciones de enlace, y en aquellos casos en los que ha detectado deficiencias que suponen un riesgo grave para las personas remite un informe al propietario de las instalaciones indicando las deficiencias a reparar y las instrucciones generales de cómo debe actuar.

Estos informes han despertado bastante inquietud entre los titulares de las instalaciones afectadas y han trasladado numerosas consultas a nuestros asociados.

ASINEC se ha puesto en contacto con los responsables de la distribuidora y nos han informado que se trata de una campaña para realizar el cambio de contadores y que todas las deficiencias que están indicando en la orden de servicio tienen que ver con la seguridad de las instalaciones (tanto para los usuarios como para los técnicos que realizan los cambios de contadores). La Ley del Sector Eléctrico (Ley 24/2013), el REBT (842/2002), y el RD 1955/2000 indican que las distribuidoras pueden verificar que las instalaciones y los aparatos receptores de los usuarios que se conecten a sus redes reúnan las condiciones técnicas y de construcción determinadas por la normativa estatal de aplicación.

La gran preocupación de las empresas instaladoras asociadas es cómo afrontar la reforma de estas instalaciones de enlace y poder dar cumplimiento al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión cuando en la gran mayoría de los casos se trata de instalaciones puestas en servicio siguiendo las prescripciones de los reglamentos anteriores.

Después de mantener varias reuniones con la Xefatura Territorial de la Consellería de Economía, Emprego e Industria de A Coruña, los criterios a adoptar serán los siguientes:

  1. Las instalaciones existentes antes de la entrada en vigor del actual REBT (RD 842/2002) han de cumplir como mínimo el REBT RD 2413/1973.

    Según indica el art. 2 del REBT actual las instalaciones existentes que sufran modificaciones de importancia, reparaciones de importancia o ampliaciones, así como aquellas cuyo estado, situación o características impliquen un riesgo grave para las personas o los bienes, o produzcan perturbaciones importantes en el normal funcionamiento de otras instalaciones, deben cumplir en su totalidad con el actual reglamento y con las especificaciones particulares de la empresa distribuidora. Ver el punto 2.

    Se entenderá por modificación o reparación de importancia las que afecten a más del 50% de la potencia instalada, y por lo tanto, deberá inscribirse dicha modificación/ampliación (memoria/proyecto 1 , certificado de instalación por empresa instaladora habilitada en BT y certificado favorable de inspección periódica 2 , si es el caso).

    1Es necesario presentar proyecto y certificado de dirección de obra si la reforma/modificación afecta a la instalación de un edificio de viviendas de potencia superior a 100 kW, según se establece en el punto 3.2.a) de la ITC BT 04 del REBT.

    2Son objeto de inspección periódica por organismo de control las instalaciones comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW, según se establece en el aptado. 4.2 de la ITC BT 05 del REBT.

    Las simples sustituciones de unos elementos por otros que presten la misma función bajo las mismas condiciones y que tengan las mismas características o superiores desde el punto de vista de la seguridad, NO se considera modificación o reparación de importancia, y deberán realizarse por empresas instaladoras habilitadas en baja tensión.

  2. Cuando sea materialmente imposible cumplir determinadas prescripciones del actual REBT, el titular de la instalación debe solicitar ante la Xefatura Territorial da Coruña da Consellería de Economía, Emprego e Industria, la autorización de la excepción tal y como establece el art. 24 del REBT. Hay que exponer los motivos de la misma e indicar las medidas de seguridad alternativas, que en ningún caso podrán rebajar los niveles de protección establecidos en el Reglamento.

    A continuación, recogemos varios supuestos de modificaciones/reparaciones de importancia:

    • No se dispone de caja general de protección.
    • La CGP está fabricada en material no aislante o no cumple las características mínimas de seguridad.
    • La línea general de alimentación está deteriorada o con aislamiento en mal estado, cuenta con algún empalme, su sección no es la suficiente para la previsión de cargas actual del edificio, o está instalada bajo tubo bergman o propagador de llama.
    • Los módulos de contadores están instalados sobre material no aislante.
    • La centralización no dispone de seccionador.
    • El edificio carece de toma de tierra.
    • Las derivaciones individuales no cuentan con aislamiento suficiente (750V), están deterioradas, cuenta con algún empalme, están instaladas en tubo bergman, no están canalizadas, o carecen de conductor de protección.

CONCLUSIONES:

Las instalaciones de enlace que presenten riesgo grave para las personas o bienes, deberán adaptarse en su totalidad al REBT actual. Cualquier excepción a este cumplimiento deberá contar en todo caso con el visto bueno por escrito de la Xefatura Provincial de Industria de A Coruña, no de la Distribuidora.

Las modificaciones, reparaciones o ampliaciones de estas instalaciones de enlace sólo podrán ser ejecutadas por empresas instaladoras habilitadas en baja tensión y será obligatorio registrar un certificado de instalación de las instalaciones en Industria.